El Garbí, Cliente Eleonce